noviembre 1, 2020

LuxinArcana.org

Noticias Importantes

¿Que Mochila para hacer senderismo elegir?

A la hora de comprar una mochila, la oferta y los precios son muy variados. Las mochilas de alta gama están fabricadas con materiales de última generación, resultan muy ligeras, ergonómicas y duraderas. Las de la gama media también ofrecen prestaciones interesantes para un comprador que busca un producto a un precio más ajustado. Para escoger bien, hay que tener en cuenta.

Mochila de ataque es una denominación derivada de tiempos pasados, donde incluso periplos a los Picos de Europa, los Pirineos o los Alpes se afrontaban como aventuras exploratorias. Los viajes o aproximaciones se hacían con mochilas de grandes litrajes hasta un campo base, que bien podía ser un camping o un refugio. Dentro de esas mochilas, a ser posible bien comprimida y plegada, viajaba otra de tamaño reducido como la mochila 20 litros, mochila senderismo 10 litros, que era suficiente para transportar todo lo necesario en escaladas técnicas y acompañar los movimientos del usuario sin producir desequilibrios, fuesen o no llenas.

Por supuesto, también “de ataque” eran esas mochilas con las que se acometían vías en zonas cercanas. Auténticas “climb tools” o herramientas de escalada donde acarrear hasta la base todo el material necesario para la jornada y acompañar al escalador por la ruta conteniendo sólo algo de agua y, tal vez, alguna prenda de abrigo.

Hablar de mochila de ataque en el momento actual significa englobar tanto las del último párrafo como las que se llevan dentro de un elemento de mayor tamaño para ser empleadas en recorridos técnicos, con la salvedad de que las nuevas tendencias las han convertido en principales. Las actividades de varios días, las pernoctas fuera de casa… han descendido notablemente. Los litrajes para las de actividades más rápidas como la mochila trekking 25 litros siendo la mochila 40 litros la ideal para recorridos medianos. Y la mochila 60 litros la pensada para ataques invernales o incluso escaladas técnicas que puedan comportar varios vivacs.

El acceso a la mochila mediante una cremallera es casi exclusivo de las mochilas para trekking. Inspirados en los sistemas de compartimentación de las de gran litraje, ideados para extraer, por ejemplo, el saco de dormir sin deshacer todo el conjunto, los daypacks suelen tener un acceso aunque su tamaño sea reducido en relación a aquéllas. No es difícil, tampoco, encontrar un bolsillo en el que se oculta un cubremochila, útil en caso de lluvia.

Donde un trekker puede ver complementos imprescindibles, un escalador puede advertir componentes pesados y voluminosos. Un buen número de bolsillos, cubremochilas escamoteables, correas donde colgar accesorios, cinturones acolchados… vendrán muy bien al excursionista pero molestarán a quien busque un equipaje compacto que no se enganche en salientes de roca y persiga una gran resistencia mecánica. Algún bucle para izado, portapiolets, compresores y cinturones serán suficientes para el escalador.

Si este artículo a sido de tu agrado, sigue leyendo para saber más de otros productos, entre lo que te recomendamos los siguientes artículos: Cargador Solar Móvil Impermeable y Resistente a Golpes y Caídas, Mira este Forro Polar Urbano y Sport, Zapatillas de Trekking para Días Lluviosos, Esta Ropa Interior Térmica es Ideal para Frío Extremo o Mejores ordenadores portátiles para teletrabajar en casa